-8%
, ,

Yogustart Probiotics Pro8 / 5 sachet – 1g

Availability:

2 disponibles


$5.500 $5.990

2 disponibles

Yogustart Probiotics Pro8

Es un polvo liofilizado de fórmula única compuesta por bacterias lácticas vivas para la fabricación de yogurt artesanal con 8 cepas probióticas que entregan múltiples beneficios a la salud de quien los consume. Los cultivos fermentan la leche y la convierten en un yogurt delicioso nutritivo, saludable, libre de aditivos.

El yogurt  de yogustart  hecho en casa tiene múltiples beneficios para los niños, adultos mayores, mujeres y todos aquellos que se preocupan de la seguridad alimentaria y su salud.

Yogustart yogurt Envase y especificaciones sobre con 5 sachets de 1 g de polvo liofilizado.
1 sachet sirve para fermentar 1 litro de leche de origen animal y vegetal (*), para obtener 1 litro de yogurt.

Almacenamiento y vida útil:

12 meses en un lugar fresco y seco (menor a 20 °C), desde la fecha de elaboración.
18 meses refrigerado (2° – 8 °C), desde la fecha de elaboración.

Como preparar tú Yogustart yogurt alto en probióticos con leche de vaca:
Sacar un sachet del refrigerador 15- 20 minutos antes de utilizar.
2. Disuelve el contenido de un sachet en un litro de leche a temperatura ambiente.
3. Fermentar en yogurtera a 41 – 43℃ por 6-10 horas.
4. Enfriar por 6 a 8 horas, y obtendrá un delicioso yogurt natural.
5. Consúmalo tal cual o agregue los ingredientes de su preferencia,
disfrute.

Se enumeran -siguiendo el listado a continuación- el número de puntos a favor de un instrumento como ninguno. Sigamos las ventajas de este interesante aparato.

  1. Diversidad en sus ingredientes: su facilidad de uso permite elaborar nuestros propios yogures, lo cual representa la posibilidad de que elegiremos realmente la calidad de los ingredientes que deseamos que tengan, podemos hacerlos sin lactosa, con cereales, también trozos de fruta, con azúcares o de la forma que prefieras. El yogurt se puede hacer de forma más saludable al organismo, adaptado a consumos estrictos.
  2. Incluyen distintos accesorios: las yogurteras traen dentro de sus accesorios recipientes o vasos de vidrio. Entre estos, se vacía toda la mezcla en general, la cual, luego, pasará a ser yogurt, pudiendo controlar, de forma que se quiera, las proporciones de cremosidad y sólidos. El vidrio que acompaña a este invento es un material preferido por muchos porque logra mantener las propiedades nutritivas del lácteo, pues ayuda, irresolublemente, a conservarlo de la manera más segura posible. La diversidad de accesorios les da una posición privilegiada frente a otros productos.
  3. Preparar yogurt sin que estés presente: sencillas de utilizar para elaborar un rico y cremoso yogurt. Ponlas a trabajar durante la noche. Requieren de tiempo para trabajar, dependiendo de las características de composición de cada modelo. Aunado a toda esta información, las yogurteras se limpian con acentuada facilidad.
  4. Protegen las bacterias beneficiosas: aunque hay recetas para elaborar yogures, sin yogurteras no son recomendables, pues mantener una temperatura constante es el secreto para evitar la muerte de las bacterias benignas, o lactobacilos, que, a fin de cuenta en el proceso de elaboración, son las protagonistas de este alimento que llamamos yogurt.
  5. Variabilidad en su preparación: las recetas más sencillas piden la mezcla de 1 litro de leche, un yogurt natural que nos sirva de base y azúcar. Se cuenta, del mismo modo, con variantes de distintas índoles, tales como sustituir parte de la leche por nata para dar mayor cremosidad, usar leche y yogures de origen vegetal. Todas las recetas para el yogurt admiten claras variaciones, experimentaciones culinarias y ajuste a nuestro gusto.
  6. Fermentación del yogurt: en un principio, los yogures se preparan a través de un proceso de fermentación de sus componentes. Sin embargo, en circunstancias normales se trata de un proceso que consume demasiado tiempo. Es por ello que una yogurtera tiende a disminuir ese lapso. Para ello, el equipo una vez que tiene los componentes del futuro yogurt se encarga de calentar la mezcla. De este modo, las altas temperaturas ayudan a que el proceso de fermentación sea más rápido e igual de completo.
  7. Baja temperatura y buenos resultados: A una temperatura de unos 40º grados centígrados, bajo la influencia de dos bacterias benefactoras, el streptococcus thermophilus y él lactó bacillus bulgaricus la leche fermenta y se convierte en yogurt.
  8. Sirven con diferentes tipos de yogurt: La base de todo el proceso de cómo funciona una yogurtera son la leche y el fermento. En caso de que no encuentres el último, podrás agregar un yogurt comercial neutro pues estos ya lo contienen. Luego, tendrás que darle gusto con los ingredientes que sean de tu agrado. Después solo quedará colocar la mezcla en los compartimientos de la yogurtera y dejar que esta haga el trabajo.
  9. Complemento a los instrumentos hogareños: la yogurtera es un ayudante de la cocina moderna para cualquier persona que desee una vida más saludable. Ahorras dinero al complacer a sí misma con las mezclas que solo se consiguen cuando algo es preparado al gusto. Se encuentra un gusto ocurrente en el paladar. El producto siempre está en su máximo nivel de frescura.
  10. Incentivo a una buena alimentación: tener una yogurtera en casa es indispensable, ya que el yogurt es muy rico y nutricionalmente recomendable, promete ayudarte a proteger tu corazón, reforzar el sistema inmunológico y mejorar la digestión.

También te recomendamos…